SCM Player

23/12/11

Vidas Paralelas

El rayo rasga el horizonte  y la noche se ilumina por un instante. En ese momento, Juan apaga el último cigarrillo que ha prometido fumarse, mientras la tormenta le sorprende en la cafetería del hospital.
Un piso más abajo, casi al mismo tiempo, Rosa da a luz a su primer hijo, un niño sano y fuerte, que se llamará Claudio y que, con el tiempo, acabará siendo arquitecto.
En el ala oeste y a la misma hora, un corazón se detiene después de ochenta y cuatro años de infatigable trabajo. Y en el ala opuesta, al este, unos ojos se abren al mundo tras años de coma y penumbra, saliendo de la oscuridad del olvido de uno mismo para caer en el olvido de un mundo que ya no le recuerda. 
El niño de Rosa toma su primera bocanada de aire, mientras la ceniza del cigarrillo de Juan es arrastrada por una racha de viento que entra por la ventana. Del mismo viento en el que se ha marchado el aliento que el viejo corazón ya no podía impulsar. Del mismo viento que ha traído de nuevo la luz a esos ojos ahora abiertos...
En el sótano, lejos de las miradas sin luz  y  los corazones sin vida, dos bocas se unen apasionadamente por primera vez, sin saber que ya nunca se habrán de separar.

Y por encima de ellas, en la cafetería, una mesa con dos tazas de café ya frío, es testigo de cómo bastan unas pocas palabras para que años de vida en común terminen para siempre.
El agua comienza a caer con fuerza. Los relámpagos se suceden.

La vida continúa....

11 comentarios:

  1. Hermoso!!!, me has emocionado mucho y sobre todo en estos momentos en que todo parece contracorriente. Me maravillas amiga, Beso Verónica.

    ResponderEliminar
  2. Lucrecia: Chapeau... un abrazo

    ResponderEliminar
  3. En el ala oeste... de la Casa Blanca?

    Allí también sucedieron cosas muy bonitas.
    Pregúntale a Clinton y a Mónica Lewinsky.

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Muy bonito Lucrecia,destinos tan cercas y a la misma vez tan distantes,uno regresa a la vida y otro se despide de ella,otros enamorados uniran los suyos para siempre mientras el ni;o de Rosa esta por definir.Asi es nuestro mundo y nuestras vidas,de nuestras decisiones depende mucho nuestro destino.

    NOTA > Siento la escritura,algunas de mis letras estan locas y no escriben como deberian.Un beso Lucrecia

    ResponderEliminar
  5. Qué secuencia de imágenes dispares, qué bien escrito, invita a imaginar cada momento; aunque me inclino por la cafetería, romántica, poética, y desoladora como las dos tazas de café frío.
    Sí que me gustó!
    …Y el Toro que se va al otro extremo, como siempre ;)
    Besos

    ResponderEliminar
  6. realmente esplendido!!!!!
    besossssssssssssssssssssss

    ResponderEliminar
  7. A pesar de los contratiempos ; la vida sigue igual

    ResponderEliminar
  8. era una broma lo de celebrar la victoria ante el hospitalet, gracias por venir al blog, esperamos continuar en contacto pues somos muchos y lo pasamos bien+
    feliz navidad y 2012

    ResponderEliminar
  9. Muy bello y muy real.... a veces no nos damos cuenta de como se nos escapa la vida...
    Lucrecia, que pases una feliz navidad, te mando montones de besos wapa!

    ResponderEliminar
  10. Te mando una feliz nochebuena y navidad,pásatelo bien y sigue ilustrándonos con tus peculiares entradas.Amén.Besos Lucrecia.

    ResponderEliminar
  11. Muy emotiva tu entrada, son momentos de la vida.
    Llegó la Navidad, el momento de paz y felicidad, que pases unas felices fiestas.
    ¡¡feliz Navidad!!
    un abrazo.

    ResponderEliminar

Se aceptan elogios, caricias y maullidos.