SCM Player

26/9/13

por un rayo



Luis corría empapado bajo la fuerte lluvia que caía, intentando llegar a su a casa lo mas pronto posible. De pronto una luz muy intensa lo encegueció. Le cayó un rayo encima y murió en el acto. Lo supo cuando abrió los ojos y se vio acostado en el suelo, hecho cenizas. La lluvia seguía con la misma intensidad. Los autos pasaban veloces.
La gente agolpada en los cafés, aguardaba que el temporal amaine y poder salir.
El, en su nueva condición inmaterial, por así decirlo, flotaba en el aire y empezaba a sentir una fuerza que le atraía hacia arriba.
Pero, por algo, había vivido casi cincuenta años y tenía mucha experiencia de situaciones límites. La gente lo miraba sin poder creerlo. Era para ellos, un  insólito cuerpo incinerado que estaba a sus pies. Desde la altura, ya no pudo distinguir con claridad sus figuras, que se ponían cada vez más pequeñas. Su primera noche de muerto la pasó con gran tranquilidad y sosiego. En el cielo le habían equipado muy bien la habitación. Un ordenador y una tele y también un periódico, donde a la mañana leyó la noticia de su trágica muerte.
Pese a todo lo sucedido, al otro día deseaba estar en la oficina nuevamente. 
Al principio pensó en mandarles el vídeo de su muerte, pero luego desistió de hacerlo, porque revelaría como prueba irrefutable, el momento inmediato después de una muerte, visto desde los ojos del muerto, un detalle que ha sido muy bien guardado
desde siempre.
Y eso no era bien visto en el cielo. Si llegaba a un acuerdo, quizá le permitirían volver al mundo y seguir con su vida. Los detalles del cadáver incinerado y los testigos se pueden arreglar, le dijeron. A cambio de esto, les pidió un favor. Mañana debe ir el gerente general de la empresa a hacer su visita semanal y le preguntará a su jefe, porqué Luis no ha ido a trabajar. Pensará que él tendrá alguna nueva excusa por su ausencia.
El que también vendrá es Alberto, el contador, a preguntar porqué no fue ayer al café. 
 Deben pensar que prefiere pasar una mañana lluviosa durmiendo, en vez de salir a reunirse con él.
-Háganme el favor de explicarles la verdad, para que no haya malentendidos, les dijo.
Y decidió seguir muerto. Era lo mas conveniente.

44 comentarios:

  1. Cómo te lo pasas, Doña Lucrecia, con tus alucinaciones casi casi reales, y con sólo algún que otro café como droga.
    Me encantan tus cuentos y más si son extremadamente disparatados.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dn. Javier. Le informo que mis cuentos y relatos no son "disparatados".
      Son relatos esotérico-metafóricos...

      un abrazo

      Eliminar
  2. Total para lo que hay que ver.

    ResponderEliminar
  3. Creo que Alberto tenía Razón.
    No debe ausentarse uno del trabajo sin explicar nada¡

    Ya hablaré yo con él, Un beso para ti.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El trabajo hay que cuidarlo y cuando uno se ausenta por algún motivo, hay que dar las explicaciones que correspondan.

      un beso

      Eliminar
  4. Es un cuento muy bonito, Lucrecia. Besos.

    ResponderEliminar
  5. Tan simple como eso. Quedate ahí, quietito. Ya era hora. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al final, por mas que no quieras, siempre terminas quietito...

      un abrazo

      Eliminar
  6. no me queda claro quien es el muerto jajaja
    si él o los del café, pues hay muchos zombies entre nosotros ...

    buena jornada

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Luis murió electrocutado. Los asiduos concurrentes a los cafeses, a veces mueren encafeinados...

      un abrazo

      Eliminar
  7. Yo puestos, me presento en forma de paloma en la reunión, y me cargo de una tacada a los dos, al gerente, al contador, y la madre que los parió. Y oye... a seguir tan pancho.
    Me lo paso bomba contigo y tus ocurrencias, y es que además, escribes muy bien.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te transformas en paloma, puedes dar un corto vuelo sobre ellos y cagarlos a todos en la cabeza, para que aprendan a no mirar para arriba...

      besos

      Eliminar
  8. No se que otras excusas había dado Luis en sus anteriores ausencias a la oficina, pero la que tiene ahora es fenomenal e irrefutable.
    Que en el cielo te suministren un ordenador me tranquiliza un montón. Ya no hay que preocuparse de que el Blog se quede vacío si uno la palma.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dn. Bwana. Los administradores del Cielo, se están adaptando a los cambios universales. Cuando llegue su turno de viajar hacia las alturas, hágalo sin temor, pues será bien atendido...

      Eliminar
  9. Al que voy a matar va a ser al puto pajarito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te acompaño Toro, éste me tiene harta y eso que yo amo a los pájaros.
      ¿Lo bajamos de un hondazo?

      Eliminar
    2. OK Mirella.
      A hondazos.

      Eliminar
    3. Los que no aman a los pájaros, tampoco se aman a si mismos.
      Dios los compadezca...

      Eliminar
    4. Un hondazo al pájaro y otro a Sor Lucrecia.

      Y todo solucionado.

      Eliminar
  10. Que no estaba muerto, no no, que no estaba muerto, ¡¡ que estaba tomando cañas !!.
    https://www.youtube.com/watch?v=_iTEs-G7pB0

    Yo también estoy pensando en "liquidar" al pajarito.

    un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy buena información. Ya lo he incluido en mi reproductor...

      un beso con cañas

      Eliminar
  11. Un abrazo, no pienso comentar el texto.

    Y un neso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hay problema. Cuando te cures la mano lastimada, puedes comentar...

      un neso

      Eliminar
  12. En cuanto al muerto, si además se fue al cielo y tiene un ordenador ¿para qué quiere volver a la oficina, con todos esos trepadores?
    Muy buena trama Lucre, me hiciste reír.
    Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los oficinistas cuando mueren, siempre se van preocupados por saber quien ocupará su silla...

      abrazo

      Eliminar
  13. hay veces que es mejor dejar las cosas como están

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los que se mueren, siempre dejan las cosas como están...

      Eliminar
  14. Cuando hago cosas en la intimidad siempre pienso en esos ojos que me pueden estar mirando. Pero sé que, como Luis, no se atreverán a hacerse materiales y sigo y sigo y sigo.

    Luego pienso que me puedo quedar ciego.

    Un beso sin miopía.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te aconsejo hacer una visita al oculista o al psiquiatra...

      un beso con lentes

      Eliminar
    2. Ay, acabo de leer el comentario de Sbm, a mí me pasa lo mismo, te lo juro (y estoy hablando en serio)

      Muacks

      Eliminar
    3. Lo tuyo es distinto, Vivian. Esos pensamientos persecutorios que te acosan, son por comer demasiada soja, desde que te enteraste que es afrodisíaca...

      mas Muacks

      Eliminar
  15. Acabo de enviarte un vídeo. Ah, quería avisarte que cuando vengas traigas algún modem bueno, acá la navegación es lenta.
    Besos
    Y no te olvides de dos paquetes de Oreos.

    ResponderEliminar
  16. Esa canción es fea, mejor la del muerto-vivo jajaja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La del muerto vivo la agregué especialmente para esta entrada.

      Eliminar
  17. No me he ido. ¿Me prestas la canción de "Lo nuestro se acabooo, lararaaa? ¡Sí?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por favor Vivian, llega el finde, basta de tristeza. Piensa en positivo, que quizá esta noche o mañana puedes tener un sorpresa y algún amigo te invita a una orgía en su departamento...

      Muacks

      Eliminar
  18. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahora me eliminas comentarios... hay que ser valiente...

      Eliminar
    2. Ñam-ñam....glup

      Eliminar
  19. Y el pajarito? Murió también ?

    Quiero un trago de lo mismo que usted signorina!!!

    un piacere

    Beso

    Sicilia

    ResponderEliminar
  20. He vuelto, pues yo creo que e pobre de Luis lo único que quería era vivir tranquilo y tenía derecho a expresarse¡¡
    E Hizo bien.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  21. feliz lunes lunero Lucre
    abrazos

    ResponderEliminar
  22. Cuando me muera, no pienso dar explicaciones a nadie. Que piensen lo que quieran.

    Un abrazo

    ResponderEliminar

Se aceptan elogios, caricias y maullidos.