SCM Player

6/6/13

venganza


Ricardo, el médico, conocía a Laura desde hacía diez años y comentaban las vecinas, 
que la había cortejado sin llegar a nada importante. Sólo miradas, sonrisas y algún coqueteo simple. Pero por ese juego elemental, ella había alimentado la esperanza en el momento en que él dijera algo más y no sólo se remitiera a recetar un medicamento o ponerle un termómetro bajo su axila para controlar la temperatura. Por eso, cuando lo llamaba para que la atendiera, se hacía traer a la habitación el pequeño mueble de la biblioteca y ordenaba que perfumaran los muebles, abrillantaran el piso y abrieran las ventanas.
Y pedía a sus padres que se vistieran como para una fiesta y permanecieran detrás de ella como para una foto. Pero el médico no decía nada de amores ni de que necesitaba una mujer y con el tiempo y las visitas, los padres murieron esperando a que él les pidiera la mano de su hija, lo que debió ser pecado, porque el padre rabiaba en esta espera y a la madre le dolían la cabeza y las piernas.
Laura, entonces, se vengó de él. Nunca mas le prestó un libro... 

35 comentarios:

  1. Lo he leído casi todo.
    Sólo me ha faltado el trozo que el pajarito no me ha dejado porque me tapaba las palabras.

    Los hay con suerte como Ricardo.
    De la que se libró.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tuvo suerte porque se libró del plomazo de Laura...

      besos

      Eliminar
  2. "Probe" Ricardo, ya sin posibilidades de leer libros gratis a partir de la venganza. Y para colmo ella se fue a una playa a ver pasar "viones".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ricardo no leerá mas libros gratis. Y Laura, para olvidarlo, fué unos días a tostarse y ligar en las playas de Saint Martin.

      Eliminar
  3. q ingenua es Laura...
    yo habría citado al médico en mi habitación... a solas... sin ropa interior....:P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre lo esperarías relajada y preparada para un examen profundo...

      Eliminar
  4. q ingenua es Laura...
    yo habría citado al médico en mi habitación... a solas... sin ropa interior....:P

    ResponderEliminar
  5. Yo hubiera elegido una venganza muchísimo más dañina. Eso fijo.

    Un beso, Lucrecia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Mas dañina? Conozco gente a las que han dejado de prestarles libros y se han suicidado. No lo soportaron...

      un beso, Novicia

      Eliminar
  6. Respuestas
    1. ¿Tú lo hubieras esperado mas tiempo a Ricardo?...
      ;-)

      Eliminar
    2. Lucrecia, yo no se si hubiera ido a ese medico. besos.

      A ver, lo miraré más de cerca.

      Eliminar
  7. jajja, Lucre, me encanta tu blog por muchas cosas. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, no te enfades, Lucre- Cia.

      Besos,. yo no estoy enfadada, Lucrecia.

      :)

      Eliminar
  8. Yo no sé si el pajarito también quiere posar para la foto o qué. Pero me desconcentra!!! Por lo demás, no sé si la venganza será tan efectiva... Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El pajarito es muy educado y quiere saludar a todos los visitantes personalmente. La venganza ha sido efectiva. Ahora el médico tiene el síndrome de abstinencia.

      un abrazo

      Eliminar
    2. A mi m gusta mucho el pajarito, me resulta muy simpático, nos e porque a la gente le pone tan nervioso-a.

      Y no me estorba en tu blog, Lucrecia, por lo menos sonríe.

      besos.

      Eliminar
  9. El pobre galeno se asustó con el panorama. La familia expectante y el perfume ambiental eran demasiado sospechosos.
    Más efectivo era, como dice Don Javier, irse a la isla de San Martín a ver aterrizajes asombrosos en topless.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ella esperó y esperó al médico hasta que se cansó y ahora ha ido a buscar paz y serenidad en la playa, con algún negrito de Saint Martin.

      Eliminar
  10. 10 años y la tontorrona de laura ni una sola acción,solo hacerse la enfermita y con el vestido de novia debajo de la almohada

    na' de la que se libró Ricardo jajjaa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Laura, un plomazo y Ricardo, un indeciso.
      No eran la pareja ideal.

      Eliminar
  11. Moraleja : Nunca le presentes tus padres a tu futuro novio, hasta que no sea demasiado tarde para que dé un paso atrás.

    Un beso sin compromiso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El pobre médico, siempre con los padres delante, ¿de qué iba a hablar?... de medicina...

      un beso suicida

      Eliminar
  12. Supongo que te referirás lógicamente al doctor Aguado... Ricardo Aguado. Si es él, yo lo conocí, y no me extraña su manera de actuar.

    Ahora eso sí... si se trata del doctor Gutiérrez, de momento sólo conozco a dos de sus familiares (si es que lo son por parte de padre). Si son de otra rama, dejemos que se pose el pajarito azul que no deja leer...

    Y pienso yo (que a veces lo hago)... ¿no será que el doctor Aguado tenía miedo al pájaro azul y decidió no leer más libros de Laura?

    ¡Creo que me merezco un hueso!

    Un besito, Lucrecia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este es el doctor Maximiliano Bermúdez, primo de Gutiérrez y compañero de tabernas de Aguado y siempre fué el mas indeciso de los tres con las mujeres, por eso no quiso ser ginecólogo y no concretó nada con la pobre Laura, quien, desolada, se fué unos días a las playas de Saint Martin a tomar sol y encontrar algún negrito para olvidarlo...

      un beso Sbm

      Eliminar
    2. Hummm, vaya, entiendo... ya he escrito sobre gente como ella :-P

      Eliminar
  13. Era bipolar. O era gay.

    Neso.

    ResponderEliminar
  14. feliz fin de semana LUCRE
    abrazos y energías
    :D

    ResponderEliminar
  15. Pues si no puede leer ahora...jejej, un beso desde Murcia..

    ResponderEliminar
  16. esa laura le falta criar a su mujer interna... soltarse en la conquista... ademas cómo tan tarada en esa conquista????
    los hombres son concretos, con una palabra bastaba, con la insinuacion correcta... y sin los padres encima!!!!

    ResponderEliminar
  17. Una nueva versión de Penélope, pero con venganza? jajaja!!!
    Besosssss y lindo finde!!!

    ResponderEliminar




  18. Imagine signorina que tenga muchas pacientes así?
    Pobre doctor.
    Creo que se dejo de apuntar su número de teléfono en la primera hoja.

    Ahora deberá ir a los bares como todo Dios!

    Salutti
    Besos

    Sicilia

    ResponderEliminar
  19. Qué mareo, cuantos comentarios¡¡¡

    Pobrecillo Ricardo.

    Besos, Lucre-CIA.

    ResponderEliminar

Se aceptan elogios, caricias y maullidos.