SCM Player

17/6/10

En La Librería



Esa tarde recordé que debía pasar por la librería de Silvina a recoger un libro de Historia Griega que le había encargado. En cuanto llegué, me pidió si la podía reemplazar unos veinte minutos, pues debía ir a la Caja a realizar un trámite bancario que había olvidado.

-No te preocupes, me dijo, a esta hora no hay muchos clientes y además está Rosa, la empleada, cualquier problema, la consultas...-
Está bien, le dije, vé tranquila, yo me quedo. (ya lo había hecho otra vez y yo conocía bastante de temas literarios)

Estaba atendiendo la librería, cuando llegó aquél hombre; tenía los ojos desordenados y entrecerrados.

Andaba torpe, con pasos inseguros.
Con su lengua pastosa, evidentemente por los efectos del alcohol, se acercó para preguntarme:

-Querida (esa era yo), tú no tendrás por ahí un libro o manual de
are... ar... areo... aeronáutica?...-

Sí claro que tenía ... mas no pude, no me animé, le dije que no ...

Me miró sin entender, titubeó y se fué, confuso y molesto.

Al rato volvió Silvina, charlamos algunas cosas, me dió el libro, la saludé y me fuí.
Caminé unas cuadras, con la sensación de ser una heroína.

Me preguntaba a mí misma:

¿Cuántas vidas habré salvado ?

7 comentarios:

  1. Recuerdo un caso bastante sonado, debe hacér unos veinte años.
    Un pilotó desfiló por la cubierta de vuelo, en dirección a la cabina, ¡¡ A gatas!!, El pasaje se sublevó ante tan evidente estado de embriaguéz, y el vuelo, evidentemente se suspendió.

    No seas mala, si vuelve a sucedér, vendele algúna cosa a ese hombre, aunque sea un calendario sobre aviación.

    He añadido tú página a la lista de enlaces que he puesto en el blóg, es una forma de agradecerte tú amistád y buscár que tús pensamientos lleguen más léjos.

    Un besito al gato eléctrico.

    ResponderEliminar
  2. Rodericus:
    Yo también conozco un caso parecido en un avión. Si este hombre vuelve, le vendo el fixture del Mundial.
    Gracias por agregarme a tus listas de enlaces.

    Un beso

    ResponderEliminar
  3. jajajajaja
    ¿y no sería peor que pilotase borracho y sin manual?

    no sé yo...

    besitos

    ResponderEliminar
  4. Peor es aquel que, aun estando borracho, ni siquiera se compra el manual.

    De todas maneras, bien hecho por tu parte!

    Un abrazo y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  5. Alís: Ni borracho ni con manual podía este señor pilotear un avión. Soy una heroína !

    Besos

    Mar: El manual es elemental para un piloto. Buen fin de semana !

    Un beso

    ResponderEliminar
  6. Ya lo decía Steve Wonder: "Si bebes no conduscasss" Y añado yo, y menos no pilotes ¡so gamberro!

    Ains, Lucrecia, que a gusto me he quedado.

    ResponderEliminar
  7. Carlos Fox:

    Ni bebas, ni pilotees,
    ni conduzcas !

    Besos

    ResponderEliminar

Se aceptan elogios, caricias y maullidos.