SCM Player

8/1/14

almuerzo





A Rodrigo lo habían invitado para un acto en el zoo. Con gran ilusión se presentó a la hora indicada, pues desde que era niño no había vuelto a visitarlo. 
Al entrar, le indicaron el lugar asignado, sobre un plano. Localizó la puerta de acceso y se extrañó de ver el interior tan oscuro. Se trataría, supuso, de algún acuario, o de animales de hábitos nocturnos. Siguió por el pasillo, abrió la puerta del fondo, y cuando se cerró tras de sí, vio por fin las rejas, y la gente al otro lado, riéndose y arrojándole maníes. 
Rodrigo no llegó a comprender, que era el invitado de excepción de los días lunes, cuando permiten entrar al público, para ver comer al tigre.

*
 
лукреция   

25 comentarios:

  1. Qué lindo texto. Quería invitarte al zoo, el próximo lunes, para que después no digas que los blogs no sirven para hacer amigos!

    ¿Te conté que el oso polar del zoo se está muriendo de calor y que lo bañan con una manguera? Está despatarrado y sudoroso en un charco…snif.
    Pobre Rodrigo. QEPD…Pobre oso.

    Besos.
    The octupus Vivian.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por la invitación al zoo, Vivian.
    ¿que es un zipper?...

    besos

    ResponderEliminar
  3. ¿Me estás preguntando en serio? Es que contigo nunca sé cuándo bromeas jaja (aunque eso me encanta)
    Es el cierre, cremallera, o esa cosa que tiene dientecitos (pero no come) que se usa en las ropas, o en los jeans. (En vez de los botones) Ya hasta te imagino riéndote, seguro sabías lo que era.

    https://www.google.com.ar/search?q=zipper&tbm=isch&tbo=u&source=univ&sa=X&ei=PZfMUtaLHtHaoATVsYCIDg&sqi=2&ved=0CEYQsAQ&biw=1517&bih=724&dpr=0.9

    Umm…eres muy cocorita, todo lo sabes.
    Había una vez una propaganda de los jeans UFO que al comienzo se escuchaba un grito de un hombre, y sólo se veía la cámara que viajaba entre los edificios hasta entrar por una ventana y enfocar la parte del “bulto” del hombre y decía:
    ¡Use UFO con botones! Jaja.
    El tipo se había agarrado el pitulín con el zipper, tenía muy buena fotografías entre los rascacielos, nunca me olvido.
    Ahora me acordé, noo, del bulto no, del grito.

    ResponderEliminar
  4. Ah!... claro, la cremallera... muy interesantes las imágenes y
    lo del "bulto" (sin imagen) ;-) . Gracias Vivian.

    besos

    ResponderEliminar
  5. Anónimo2:00 a. m.

    is an honor to read you kisses albert

    ResponderEliminar
  6. Esa si que es una buena broma....

    Jajjajajaa

    ResponderEliminar
  7. Es un cuento de Navidad???
    Que potito...
    Como me gusta esa sensibilidad suya signorina..
    Empezó mal el año Rodrigo.....
    Beso

    Sicilia

    ResponderEliminar
  8. Como me gustan los cuentos de navidad
    Que potito..
    Empezó mal el año Rodrigo
    Espero que su entrada sea mejor signorina..
    Beso

    Sicilia

    PS: Había escrito algo pero creo que se borró..

    ResponderEliminar
  9. jajajaja!!!
    Hay que tener cuidado, con ciertas invitaciones jajaja!!
    Y con ustedes dos también jajaja!!!
    En Venezuela, se usa mucho la expresión: Tú lo que quieres, es que me coma un tigre.
    Pobre Rodrigo, hay que ver, como terminan con nosotros ciertas ilusiones!!!!

    Me gusta esa explicación de zipper Viv
    ¿Tiene dientecitos, pero no come? jajajajajajaja!!!!!
    Yo diría, que no traga, pero sí muerde ....

    Besotesssssssssss

    ResponderEliminar
  10. y, ¿ se lo comío el Tigre? al Pobre Rodrigo...., pobrecito.

    Un beso a su alma...
    jajajajjajjajja

    Qué ingeniosa estas hoy¡

    Me pregunto de verdad si se dejó comer.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  11. Hay invitaciones con muy mala sombra y, a ciertas edades, es mejor pasar de zoos. Luego le dicen trigo, por no llamarle Rodrigo.

    ResponderEliminar
  12. Jo... Menudo terror, y la gente hávida de morbo...

    Muy bueno.

    Un beso

    ResponderEliminar
  13. yo invitaría a unos cuantos y cuantas al zoo
    jajajja

    abrazos Lucre

    ResponderEliminar
  14. A que Rodrigo era alguien que te hizo un desplante y la que le mandó la invitación fuiste vos ¡Borgia!
    Beeeeeesossssss

    ResponderEliminar
  15. La metáfora es plenamente actual. Todos los días citan en el zoo de nuestro medio a muchos parados para que se lo coman los tigres. Tristemente es así.

    un abrazo

    ResponderEliminar
  16. él era la comida del tigre o el invitado, no me ha quedado claro

    ResponderEliminar
  17. Que bueno es "esa" otra mirada de la vida, en este caso la del tigre viéndonos a nosotros como monigotes arrojando maníes solo para divertirnos a su costo.
    Patética nuestra actitud alimentando animales presos y a quienes se llenan los bolsillos con eso.

    Reflexiva entrada para mi.

    Abrazo!

    ResponderEliminar
  18. ¡¡ Lucrecia, para divorciarse hay metodos mas civilizados !!.

    Algo mas caros, eso si.

    Un beso desconfiado.

    ResponderEliminar
  19. Ser almuerzo de tigre debe ser todo un honor...

    ResponderEliminar
  20. Hay que tener mucho cuidado y pensárselo dos veces cuando recibimos una invitación a una comida. Al menos, conviene enterarse antes de cuál es el menú.
    Muy bueno

    Un beso

    ResponderEliminar
  21. crédulo, como todos los hombres...

    salu2...

    ResponderEliminar
  22. Un saludo a ti y al tigre que habita en tu entrada. Besos.
    Linda imaginación posees, Un beso¡

    ResponderEliminar
  23. Somos lo que comemos, dicen los hindúes... somos quien nos come, agrego yo, y me vuelvo tigre, Rodrigo, Lucrecia, público, universo, infinito, etc... bueno... no sé si es un gran comentario pero quería saludarte... abrazo desde el sur del mundo!

    ResponderEliminar
  24. Gracias Ale por tu visita y tu comestible comentario!...

    abrazo

    ResponderEliminar

Se aceptan elogios, caricias y maullidos.