SCM Player

13/5/13

incendio


.
Michel y Valerie se abrazaron donde no daba la luz. Su mano le sujetó por la espalda. La mano de Michel la cogió por la cintura. Todos sus dedos se enredaron en su pelo moreno suelto. La mano de ella  acarició su nuca.
Sus bocas y lenguas se fusionaron ardientes. Cayeron en la cama naturalmente. 
La mano de Valerie incendió su entrepierna. Los suspiros y gemidos iban en aumento. La mano de Michel se atascó en su monte de Venus y el calor era intenso...
De pronto, golpean la puerta con fuerza. Sorprendidos y asustados se separan. Michel,  con cautela y cubriéndose la parte inferior del cuerpo con una sábana, abre la puerta.
Ante el estupor de los amantes, entran dos hombres nerviosos, uno de ellos con una manguera.

*Se comentaba en la comunidad que, Doña Rosa, la vecina del apartamento de al lado, que vive sola y que es un poco sorda, creyó escuchar ruidos extraños y apoyó la oreja en la pared lindera y al oír los gemidos y el calor que provenían del otro lado de la pared, no dudó un instante en llamar a los bomberos para sofocar el fuego...



24 comentarios:

  1. pucha no faltan las bisagras metetes!!!
    jejejej

    me despiste en un momento pensé en tres por lo de Michel, MIchelle y Valerie
    pero después entendí que fue un lapsus en la emoción narradora
    ;)


    Abrazos y buena semana

    ResponderEliminar
  2. Gracias Elisa. Michelle es la hermana de Valerie, pero esa noche no estaba en casa... ;-)

    abrazos y buena semana para ti

    ResponderEliminar
  3. como siempre una chismosa que lo jode todo!! no sería ella la que se puso caliente al poner la oreja donde no debía??
    curioso la coincidencia de nuestros post hoy, verdad??

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya uno a saber. Hay que tener cuidado, siempre aparece una doña Rosa en nuestras vidas...

      Eliminar
  4. Qué gran momento interrumpido por una manguera innecesaria... más que nunca: innecesaria.

    Y hablando de innecesariedades, me habría gustado más el texto sin la explicación de Doña Rosa. Sobre gustos...
    Un beso.
    HD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto. Siempre alguna inoportuna vecina o una manguera, te interrumpe un gran momento...

      (Creo que en el blog de Jorgelina, publicaron el mismo relato, pero sin la explicación de doña Rosa...)

      un beso

      Eliminar
  5. Ahora me explico lo de los incendios forestales. Es lo que tiene el sexo campestre, que saltan chispas y ......

    Besos desde la pineda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El sexo en el bosque es muy peligroso, por las chispas que pueden saltar sobre las ramas secas.

      un beso con fuego

      Eliminar
  6. http://www.youtube.com/watch?v=AlNtTMJAQpg


    Jajajajjajaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Los griegos son amigos tuyos?...

      besos

      Eliminar
  7. Mierda, que no se puede ser feliz en estos tiempos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Poder se puede, pero cuesta un poco...

      Eliminar
  8. jajjajaj, eres increíble, Lucre. Besos.

    ResponderEliminar
  9. Doña Rosa es lo que llaman en Venezuela "un espanta-busca" o sea, un metementodo en castellano. Me recuerda el conocido caso de doña Angelines, que denunció a la policía que su vecino se exhibía desnudo. Cuando la policía llegó a su piso y le dijo a la señora que no veían nada, doña Angelines contestó "¡Súbase a esa silla y mire por el tragaluz. Verá que espectáculo tan denigrante!""

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En todo lados se cuecen habas, decía Sancho Panza. Siempre encontramos gente entrometida.

      Eliminar
  10. Y viene Doña Rosa a joderle a uno el final, tan bien que íbamos! Menos mal que era un poco sorda, si no llega a serlo ni empezamos.
    Me gusta la portada…¿Adónde vamos? Procura organizar el tráfico.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nunca falta una doña Rosa en la vida de una.
      (Es una nueva serie de imágenes:"Los niños y la aviación")

      besos

      Eliminar
  11. Vaya con lo bomberos!
    qué inoportunos jajaja

    las niñas de la cabecera son tus hijas?
    son preciosas :))

    un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay bomberos que llegan a tiempo y otros a destiempo.
      (son las hijas de una amiga)

      un abrazo

      Eliminar
  12. En el fondo sí había un incendio, el chorro de todas esas mangueras...

    Neso.

    ResponderEliminar
  13. Y pululan por ahí tantas doñas Rosas!!
    jajaja!!!
    Genial, como siempre!

    Besotesssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En todo lados y en cualquier momento, puedes encontrar una doña Rosa...

      besos

      Eliminar

Se aceptan elogios, caricias y maullidos.