SCM Player

11/2/13

azafatas


Ser azafata es una profesión, con todas las letras y hoy reconocida en el ambiente aeronáutico.
En realidad, es la que con una sonrisa, algunas veces calma a los ansiosos pasajeros del avión, ofrece una bebida fresca a los mas sedientos o abriga en los vuelos nocturnos a quienes tienen un poco de frío y porque no, dan también una almohada para que los visitantes gocen de mayor confort durante el vuelo.
No obstante las azafatas, despiertan en muchos hombres, un sinfín de fantasías sexuales ridículas.
Me decía, Gina. una amiga azafata de una aerolínea italiana, mientras tomábamos un café en el bar del Aeropuerto:
Lo primero que ofrecemos a los caballeros es vino, incluso antes que jugo o gaseosas. 
A más vino consumido, más pasajeros durmiendo, es decir: menos llamados para nosotras.
Después de algunos años de vuelo, el trabajo se automatiza. Suele pasar que cuando estoy parada en medio del pasillo, dando las indicaciones acerca de dónde se encuentran los chalecos salvavidas y las salidas de emergencia, en realidad estoy pensando que esta semana no fuí al gimnasio o si habré dejado todo bien cerrado en casa.
Con los años, uno aprende a reconocer a los pasajeros. El nervioso, el fastidioso, el que cree que hacerse el simpático le va a reportar beneficios en vuelo. Después de un tiempo, ya uno conoce a todos... sin necesidad de conocerlos.
No siempre es necesario revisar que todos tengan sus cinturones de seguridad colocados, basta con pasar por los asientos estirando un poco el cuello y sólo aparentar que los estamos revisando.
A veces, les tengo que decir, que la puerta del baño no es un instrumento científico muy especializado. "Para abrirla, sólo empújela”...
No hay límite para pedir bebidas a la tripulación, pero algunos pasajeros quieren a la vez gaseosa, whisky, té, café y agua, y el tiempo que disponemos para servir es limitado.
Si tiene un bebé, traiga pañales. Si sufre presión alta, no olvide sus medicamentos.
Así no tendré que improvisar pañales con toallas sanitarias y fundas de almohada o pedir ayuda extra a algún pasajero.
En caso de que no se haya dado cuenta, hay otras personas en el avión. Así que no se corte las uñas de los pies, no ronque a todo pulmón ni haga nada que moleste a los otros pasajeros.
No subestime la información y las instrucciones de las azafatas. Además de ser anfitriones, tenemos una capacitación amplia para resolver situaciones que los pasajeros ni se imaginan: aplicar primeros auxilios, apagar incendios a bordo y ayudar a los usuarios con los trámites de ingreso en cada país que visitamos.
En caso de una pérdida repentina de presión en la cabina, las máscaras de oxigeno caerán del techo del avión. Deje de gritar, tome la máscara y póngala en su cara.
Si usted viaja con un niño pequeño, ayúdele a ponerse la máscara antes que usted. Si usted viaja con varios niños pequeños, decida cual le gusta más.
......

Al otro día me topé en el Aeropuerto con mi infalible amigo Manolo, asiduo viajero aeronáutico y al pedirle su opinión sobre las azafatas, me dió una extensa cháchara sobre lo que piensan "del otro lado", de la que rescaté sólo algunas:
Que en algunas, su perfume sea tan penetrante,  que te haga pedir una bolsita extra por si vomitas a causa de ello.
Estar medio dormido en el asiento de pasillo y que te golpee la azafata con el culo al pasar.
Que pasen el carrito de la comida mientras estás dormido y que, para no venir luego cuando despiertes a ofrecerte la comida, “accidentalmente” el carrito choque contra el lateral de tu asiento y te despiertes.
Estar a punto de aterrizar después de diez horas de vuelo y ver que se meten en el lavabo para salir que parece que acabaran de salir de un salón de belleza, perfectas.
Escuchar en España, las voces de cabina en inglés y no poder otra cosa que reírte de lo mal que suelen leer el inglés, inventándose palabras y pronunciando horripilantemente lo que leen.
Hasta aquí llegué. Solo te digo: Si viajas en avión a menudo, cuando veas a la azafata, recuerda que, con sus virtudes y defectos, es una trabajadora mas como tú.
Ella en el cielo y tú en la tierra...

26 comentarios:

  1. es un trabajo entretenido, y sí ...se hace rutinario después de varios años por las nubes
    acá cada vez se hacen más vuelos y el aeropuerto parece terminal pesquero jajaja
    cada vez más pasajeros con cara de pescado jajaaja

    los atochamientos y la sobre venta de pasajes en las aerolíneas es todo un despelote.

    abrazos y feliz semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una profesión entretenida. A veces y en algunos vuelos, cierta clase de pasajeros, rompen la rutina...

      abrazos y feliz semana

      Eliminar
  2. Es muy difícil para un hombre no proyectar fantasías sobre una mujer que vuela...

    De todas formas, y en honor a ti, que controlas el vuelo y también vuelas, intentaré verla como una trabajadora.

    Aunque no creo que eso me permita depositarle una que otra fantasía..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu comentario es muy cierto. Hay hombres que tienen fantasías con las ángelas y las astronautas...

      :-)

      Eliminar
  3. Me encantó este texto!
    Cuando yo era chica (esta historia creo que algún momento la conté, pero ahora estoy dudando) vivía en un campo feo y constantemente miraba al cielo esperando, inútilmente, que pasara un avión de esos que veía en las revistas.
    Un día que me preguntaron en la escuela qué quería ser cuando fuera grande y exclamé orgullosa…¡Aeromoza!
    La maestra de ruso, Natividad, me miró con cara de asco y exclamó repugnante…
    _ ¡Quién ha visto una guajira aeromoza!

    (Tenía razón, pero se burlaron tanto de mí que aún hoy recuerdo la angustia)

    Nunca más dije que quería serlo, pero andar por los cielos siempre fue mi sueño. Ahora, después de leerte, creo que ya me están molestando los pasajeros…¡Que se bajen todos!
    Besos Lucre

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Учитель был прав. Я никогда не видел стюардесса Гуахира ...
      ;-)

      поцелуи

      Eliminar
    2. Jaja, no había visto esto, con amigas como tú no necesito enemigos.¡Qué manera de levantarme el ánimo! Ella tendría razón, pero los sueños...¡Sueños son!
      Fea.
      Me voy, mañana viajo por trabajo y regreso el viernes a la noche, me conecto si encuentro wifi (y no estoy muy cansada)
      Besos

      Eliminar
  4. De todo hay en esa profesión.
    Como en todas.
    Que linda la azafata de abajo, la de la izquierda.
    Parece muy amable...

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ella es mas amable, porque su avión lleva menos pasajeros...
      ;-)

      besos

      Eliminar
  5. Pues sí, por mal que alguna vez hagan su trabajo (porque entre las azafatas hay de todo, como en cualquier profesión), hay que reconocer que tienen que tratar con todo tipo de personas y reconozcamos que hay mucho insoportable entre el pasaje.
    Yo trabajé como camarera de pisos durante 3 años y te aseguro que la gente tiende mucho a menospreciar a los que, por su trabajo, tienen que servirles de alguna manera.

    Un beso, Lucrecia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay mucha gente que aún continúan teniendo prejuicios con las camareras, aeromozas y otras profesiones ejercidas por la mujer.

      un beso para ti Novicia

      Eliminar
  6. Las azafatas/os siempre merecen mi respeto. Son trabajadores y asi hay que tratarlos . Las fantasías sexuales son para gente marchosa. Si se lian con el viajero es su problema. Hacen bien ¡Que caramba! a lo mejor quieren estar más cerquita del cielo. Yo sé de algunas que lo han hecho en los lavabos corriendo y deprisa
    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay de todo en la viña del Señor, pero eso no nos impide también respetar a todas.

      besoss

      Eliminar
  7. En mis últimos viajes trasatlánticos (el último hace dos años) observé que las azafatas de IB y AA continuaban siendo las mismas que las que admiraba en los años 80. El paso de los años había deteriorado su físico igual que su buen humor y atención. Supongo que tuve mala suerte y que la mayoría son como se describen en esta entrada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las azafatas que veo a diario en el Aeropuerto y las que he visto cuando he volado últimamente por Europa y América, son y eran en general, "jóvenes y de buena presencia"...

      Eliminar
  8. Pues sí es un trabajo muy respetable.

    besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como todos los trabajos que realizan las mujeres.

      besos

      Eliminar
  9. La verdad signorina...
    No me puedo fijar, lo mío es "pánico caótico " no paro, no callo.
    Oigo como fallan los motores,, escucho ruidos raros,,,
    Prieto todos los botones curioseando, hasta que vienen estas signorinas y me dicen o deja de darle al botón o te corto el dedo... Y me pido un whisky -cola...
    He volado cinco veces en mi vida.
    Alguna droga me recomienda???

    Solo me fijo en estas signorinas, a ras......

    Piacere

    Beso volador

    Sicilia

    ResponderEliminar
  10. todos los trabajos con el tiempo se vuelven rutinarios!!!! y bueno... los hombres tienen fantasías con muchas profesiones, en especial en las que llevas algún delantal (enfermeras, profesoras, gendarmes, carabineras, etc.)
    de lo demás no puedo opinar ya que sólo una vez he viajado en avión y jamás he salido de mi país.

    ResponderEliminar
  11. siempre hay que oír las dos versiones de una misma moneda y entender que no todas las azafatas son simpáticas ni todos los pasajeros son educados

    ResponderEliminar
  12. Como todo trabajo, con el tiempo se hace rutina.
    He tenido posibilidad de viajar por compañías de diferentes países, pero nunca he sido mal tratado como en Alitalia, Salvo que me regalen un pasaje en primera (no ocurrirá seguro) volveré a utilizarla
    Abrazos

    ResponderEliminar
  13. En cierta compañía que no menciono dormir es imposible: no paran de intentar venderte cosas por el altavoz. Y con el carrito, a mí, me suelen dar en las rodillas...

    ResponderEliminar
  14. Las azafatas son las psicólogas del aire, ellas están pendientes de los detalles que nos hacen el vuelo más agradable. Mi felicitación sincera para todas ellas.

    Besicos.

    ResponderEliminar
  15. Gracias a tod@s por vuestros inteligentes comentarios aeronáuticos.

    abrazos

    ResponderEliminar
  16. Tomé tres aviones en mi vida.
    Las que me tocaron fueron amables y discretas. Yo fui un viajero discreto. Lo que no hice fue prestar atención a sus indicaciones.
    Recuerdo una morocha muy bonita en mi primer vuelo, en el cual nos tocó tormenta.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  17. ...Lucrecia historia hermosa. Yo era un niño siempre soñé con ganas de volar en los cielos. Hoy miro a los aviones y todavía sueño. Incluso si yo fuera una mujer que quería ser la dueña de casa, sino para volar solo con el piloto y nada más. beso...

    ResponderEliminar

Se aceptan elogios, caricias y maullidos.