SCM Player

18/4/12

bostezos



Quien haya conocido a Ricardo, el bostezador, es seguro que nunca olvidará el temible sonido que emitía su bostezo, prolongado y profundo, indiviso y reiterado.
Desafortunadamente, yo he sido una de esos tantos testigos que de una u otra manera le conocieron e intentaron vanamente arrojarle anfetaminas a su boquiabierto rostro.
Yo fuí esa que un mal día tropezó con él. 
Yo conocí a este despiadado sujeto que boqueando hacía helar la sangre de espanto, que emitía ese típico ruido… aquella boca e insondable garganta.
El bostezador fué un hombre que sufría de bostezos incesantes. Se agotaba en bostezos.
Bostezaba en las fiestas, en la iglesia, en las reuniones de café, en el teatro, en los entierros... 
El bostezador de reuniones, carente de discreción, siempre despierta las sospechas de los demás, pues saben que el personaje en cuestión con tal acto está dándole expansión a su aburrimiento y dándoles "puerta" a todos los presentes, sin importarle que la frecuencia cardiaca de los amigos aumente rápidamente por su osadía.
Los amigos del café le habían extendido un certificado de "bostezador oficial del pueblo".
........
Lo conocí un día cualquiera, en un lugar nada especial. La sala de espera de una Clínica Médica.
Él debía presentarse al neurólogo para una consulta médica acerca de su afección, citado a las cinco de la tarde, igual que yo...(pero con otro médico!...)
El médico se asomó desde su consultorio y preguntó quién estaba primero, momento preciso en el que Ricardo, el bostezador, estaba estirándose con la mano en alto.
Al otro día de la consulta, el bostezador falleció por motivos desconocidos, pero al siguiente día lo dieron oficialmente por muerto de muerte natural...
Nadie del pueblo faltó a su funeral. Nadie se animó a bostezar frente al cadáver...ni yo.
Me voy a dormir...

10 comentarios:

  1. jajaj cuidado con bostezar
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Me ha contagiado...
    Ahora no puedo parar de bostezar.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Con lo placentero que es¡¡¡ No sé si podría renunciar a bostezar, aún en peligro de muerte...

    Besos, Lucrecia

    ResponderEliminar
  4. Bostezar lo hace cualquiera, pero Ricardo elevaba el bostezo a la categoría de género literario.

    ResponderEliminar
  5. pues yo soy la bosteceadora number one!! tengo astemia primaveral, pero vamos que me dura todo el año.... a veces me da un poco de apuro depende de donde esté, pero vamos que ya paso y bostezo alegremente!

    ResponderEliminar
  6. pobrecito...morirse de tanto bostezar la vida DA bostezos:)))

    baci, pobre de tus orejas:))))

    ResponderEliminar
  7. Bostezar es un acto sorprendentemente poderoso. Sólo porque hayáis leído la palabra «bostezar» en dos frases seguidas, buena parte de vosotros probablemente bostezará en los próximos minutos.
    Yo misma he bostezado dos veces mientras escribía esto.
    Si estás leyendo esto en un lugar público y acabas de bostezar, lo más probable es que una buena parte de aquellos que te hayan visto bostezar estén también bostezando ahora y que una buena parte de las personas que vean a la gente que te vió bostezar a ti, estén también bostezando, y así sucesivamente, en un círculo de bostezos cada vez más amplio. Bostezar es increíblemente contagioso. ;-)

    Abrazo a tod@s

    ResponderEliminar
  8. Hola,bonito blog,muy bonita musica de fondo,profundo texto...te sigo a partir de ya,saludos de kapry.

    ResponderEliminar
  9. Sí, es contagioso a más no poder...ya mismo estoy bostezando al leerte O.o que perturbador efecto, jaja, espero que estés bien, abrazos y un placer volverte a leer, amiga.

    ResponderEliminar

Se aceptan elogios, caricias y maullidos.