SCM Player

13/3/12

la despedida

Mario la miraba embelesado. No hacía mucho tiempo, ella había sido reina de belleza del pueblo.
Ahora estaba ahí, acostada en la vieja cama de Mario. A él le dolía despedirse, pero lo creía necesario.
El plazo se había cumplido. Había ganado otra apuesta. Una más de las que jugaba con su amigo Rafael.
Esta vez, fué por llevarse a la cama, a la chica más bonita del pueblo.
..........
- Se acabó mi reina, dijo él con voz decidida.
-Ya me saboreaste todo lo que quisiste.
- Es justo que este hombre vaya en busca de mejores hembras.
..........
Entonces, la cogió entre sus brazos y la sentó junto a él. Ella, con la ayuda de los dedos de Mario, abrió los labios para recibir el último beso. 
Sus lenguas se tocaron y él, apasionado, succionó fuerte en la boca de su amante.
Un sabor amargo lo recorrió desde la boca hasta la garganta...
-¿Viste mi reina?, exclamó Mario. - No es bueno que haga tanto calor.
- Ahora mismo te regreso a tu aposento.
..........
Y la llevó de vuelta a la morgue...
..........

in collaboration with Marisa G.

16 comentarios:

  1. Se han unido en onda necrologica. Excelente
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Que calladita es ella...

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé porqué, pero las muertas siempre están muy calladitas... ;-)

      baci

      Eliminar
  3. Un final inesperado, desde luego.
    ¡¡¡Muy bueno Lucrecia & Marisa¡¡¡ Os felicito.
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. digo que eres increible, tu y Marisa...que cosa!!!:)
    y mi frigo està en orden:))))
    besos

    ResponderEliminar
  5. Quando comecei ler, não imaginei o final. Parabéns! Bjs.

    ResponderEliminar
  6. Wow, me estremecí como nunca... estuvo genial.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. esto viene a demostrar que los hay que tienen que tirarse a las muertas, porque a las vivas no pueden ni olerlas!! ozú que asquito de tíos, las apuestas y los barcos de vela!

    ResponderEliminar
  8. Ah no, pero ese final no estaba en mis planes ;)
    Ya nada es raro en el tema amor y apuestas, creo que Mario fue inteligente…¡zafó del “me duele la cabeza”!
    Muy bueno.
    Besos
    A mí me gustaba el cura del mi pueblo. (Salvando las diferencias, pero me acabo de acordar)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me digas... al cura también se le murió la novia?... ;-)

      baci

      Eliminar
  9. Interesante!!! Verdad.
    Si es que cuando consigues tus deseos , te quedas vacío..
    Una vida sin sueños ni deseos no merece ser vivida.

    Un piacere signorina
    besos curiosos

    Sicilia.

    ResponderEliminar
  10. Maravilhoso texto.Me supreendi no final.

    Beijos e ótima semana.

    ResponderEliminar
  11. Amigos*:

    Muchas gracias por vuestros elogiosos comentarios. Este post quiere, de algún modo, demostrar que el amor persiste hasta después de la muerte. Algo parecido a eso de "El amor después del amor"...

    abrazo a tod@s

    ResponderEliminar
  12. Y te has juntado con Marisa G. para producir este minicuento necrofílico...

    ¿Adónde están las chicas que se juntan a tejer y bordar?¿Adónde las lesbianas dinamarquesas que comparten su amor con Pablito?

    Se ve que soy muy tradicional... si bien me gustan las drogas, las orgías interraciales, la meditación y la alimentación ovolactovegetariana, todavía no se me ocurrió dar el salto que une la vida con la muerte. De todas formas, como aventurero que soy, nunca digo de esta agua no he de beber.

    Abrazo vivo y palabras al oído (vivo)

    ResponderEliminar
  13. Ya me extrañaba a mí que la chica más bonita del pueblo fuera objeto de una apuesta tan fácil,lo que no se consigue en vida se quiere conseguir cuando una está muerta y no se puede defender,que triste y que asquerosillos estos dos amigotes.Un beso en vida para tí,Lucrecia.

    ResponderEliminar

Se aceptan elogios, caricias y maullidos.