SCM Player

7/11/11

experiencia lunar



Hace unos días, estaba tomando un café con vainilla en el Starbucks de la Gran Vía, esperando a una amiga, cuando de pronto entró Manolo, un amigo de mi prima Marisa, quien al verme, enseguida se sentó a mi mesa y luego de saludarme, pidió otro café y sin mas preámbulo, comenzó a relatarme las peripecias de su último viaje espacial a la Luna. Me comentó que los habitantes lunares son capaces de distinguir cientos de tonalidades de blanco, hecho que los integrantes de la expedición en la que fué, no compartían en lo más mínimo.
El capitán, incluso, habría dicho que el terreno no es blanco sino gris, que su nave espacial no es color verde y que no la estuvo pasando tan bien porque es daltónico.
Encontraron sinuosos valles y cráteres y llamativas elevaciones con formas humanas que denotaban la presencia en el pasado de vida inteligente, o al menos si no inteligente, con bastante sentido del humor. También observó unos raros animalillos de pelo color rosado, que, según los lunáticos, serían descendientes de la famosa perra Laika.
Me iba a mostrar unas fotos para confirmar sus dichos, pero por mas que revisó sus bolsillos, solo encontró dos. Las de la nave, no las encontró.
Además, me dijo que, en un experimento científico y bajo el efecto lisérgico de un cedé de Lady Gaga, se dieron cuenta que en la Luna no sólo no funciona la ley de gravedad, sino que tampoco el espacio sigue las mismas leyes, de modo tal que todo es inmenso y profundo. Y además, no hay señal de móvil.
El no pudo continuar con los experimentos, pues tuvo que volver antes de lo previsto a la Tierra, para continuar con su tratamiento psiquiátrico...
Aprovechando que en ese momento a Manolo le vino ganas de orinar y fué al baño, cogí mi bolso y salí corriendo a la calle, perdiéndome entre el apurado gentío...


13 comentarios:

  1. Qué maravilla!!!, conocer gente así, solo una Borgia. No se si podría caminar allí, eso de andar a los saltos no creo que me vaya ...Beso Verónica.

    ResponderEliminar
  2. flor de loco el muchacho, me has hecho reir aunque pobre esta enfermo. Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Pobre Manolo.
    Cuanta incomprensión...

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. no se, capaz que si son supersticiosos...y lo que me faltaba es pensar de conocer habitantes lunares,lucre.mejor no voy. besos y cuidate mucho..y alejate de manolo

    ResponderEliminar
  5. Adorei o texto. É sempre ouvir hist´ria de amigos, mas eu também ia sair correndo rs. Beijos e ótima semana.

    ResponderEliminar
  6. Ácido lisérgico,ahora lo entiendo todo,es normal que viajara a la Luna y seguramente a más lugares del Universo.Pobre psiquiatra el que le lleve el tratamiento,debe de estar hasta los ... de este especimen.Hiciste bien en correr,y no vuelvas más por ese lugar porque seguro que te está esperando.Un beso Lucrecia.

    ResponderEliminar
  7. al principio de leerte pensé que te habías funado algo...
    Creo que el amigo de tu prima es un incomprendido.... si si él lleva razón y somos nosotros los equivocados???

    ResponderEliminar
  8. kkkkkkkkkkkk
    Eu também, depois dessa história, aproveitaria para correr.
    Bjs.

    ResponderEliminar
  9. jajajajajajajaja
    Gracias Luca, me has hecho reír y de verdad lo necesitaba.
    Creo que me vendría bien, una charla con Manolo...
    Besitos en el alma
    Scarlet2807

    ResponderEliminar
  10. Lucrécia era uma mulher inteligente, não lhe ficas atrás.



    Saludos.

    ResponderEliminar
  11. Manolo es un buen tío. El problema es que si te encuentras con él, y le das un poco de charla, enseguida te cuenta algunas de sus aventuras espaciales... ;-)

    Abrazo a tod@s

    ResponderEliminar
  12. Me ha encantado tu post. su ironía y su sentido del humor debordan!

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Dicen que los locos son auténticamente felices... me encantaría tener la misma locura que Manolo, siempre he soñado con ser astronauta.

    Un abrazo

    ResponderEliminar

Se aceptan elogios, caricias y maullidos.