SCM Player

11/7/11

15 Minutos

A Camila le decían "15 minutos". Siempre, por muy importante que sea la cita que tuviese, llegaba tarde 15 minutos. Su madre nunca se enfadó por eso. Un día le dijo que era de nacimiento. Su llegada al mundo pasó inadvertida para todo el mundo. Para todos, excepto para su madre. Le habían dicho a su madre que el parto podía demorar bastante. Pero algo pasó en la sala de al lado donde su madre iba a dar a luz. Se escucharon unos gritos. La doctora se sobresaltó y fué a ver que ocurría, su madre también se asustó y Camila nació a los 15 minutos...
Ella le dió unos azotes en el culete y cuando vió que lloraba, le metió su teta en la boca y se durmieron las dos...
A su madre, de tan solo dieciocho años, y a ella, de diez minutos de vida, les daba igual qué estaba pasando en la sala de al lado.
. . . . . . . . . . . .
Cuando tenía cinco años, le preguntó a su madre por su papá. La madre le dijo que había hecho un viaje astral y ya nunca se supo. Camila no sabía lo que era un viaje astral, y su abuela Lola le dijo que era un viaje a Australia, un país que está en otro planeta y que la nave se había estropeado y no podían volver.
Pero un tiempo mas tarde, su abuela, a quien le empezaba a fallar la memoria, le contó que su padre se había perdido mientras hacía un laberinto para que los espíritus malos no encontrasen el camino para entrar en su casa.
-¿Así que papá era un espíritu malo?, le preguntó.
-No hija, -le aclaró ella-. Tu padre era un sinvergüenza.
Cuando se aproximaba su décimo cumpleaños, el profesor en el cole les pidió que escribiesen en un papel cual era el recuerdo más importante de su vida, y ella escribió:
-Mis cumpleaños y mis 15 minutos-.
. . . . . . . . . . . .
Esa mañana, casi trece años después de aquella tarea escolar, Camila ha tropezado con aquel profesor.
La ha reconocido y le ha preguntado que cómo llevaba lo de los 15 minutos.
-Todavía los echo en falta-, le contestó.
Y el ha vuelto a reirse como aquel día.
Y es que, 15 minutos, son 15 minutos. Y es mucho tiempo...

7 comentarios:

  1. Me encantó y mucho.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. A mí me pasa al revés.
    Siempre 15 minutos antes.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. me ha encantado lo del viaje astral... jajaja!! así hay más de un@ y no se entera....
    15 minutos es según se mire, o un suspiro o toda una eternidad....

    ResponderEliminar
  4. Ramón María*:
    Gracias por tu comentario.

    saludos

    Toro Salvaje*:

    15 minutos antes o después son siempre 15 minutos... ;.)

    besos

    Juana la Loca*:
    Los viajes astrales son muy excitantes. Yo hice varios y siempre pude volver... ;-)

    ResponderEliminar
  5. 15, minutos
    60x15=900 segundos , en un viaje de esos; no está mal

    ResponderEliminar
  6. Cinco, diez o quince minutos pueden volverse eternos dependiendo de lo que esperemos encontrar al final, justamente, de la espera.

    Besos, Lu =)

    ResponderEliminar
  7. Bien!, eres muy rápida y no das tiempo a mirar para el lado.
    Sabes? 15 minutos a veces pueden ser el todo o nada.

    Un saludo.

    ResponderEliminar

Se aceptan elogios, caricias y maullidos.